Pospone la UdeG regreso de clases presenciales por alto índice de casos activos de covid-19

Sala de Situación en Salud advierte que no hay condiciones para regresar a las aulas e insiste en la necesidad de no relajar las medidas de prevención

La Universidad de Guadalajara (UdeG) pospone hasta el 16 de noviembre la segunda fase del regreso a clases presenciales en materias prácticas, la cual originalmente, estaba programada para el próximo 13 de octubre.

 

“No podemos entrar a la fase dos de clases prácticas, y será difícil regresar a las clases teóricas este año. Así que continuaremos 100 % virtual, al menos hasta el 16 de noviembre”, informó el rector general, doctor Ricardo Villanueva Lomelí.

 

Recordó que, al reunir a más de dos mil personas hay 96 % de probabilidad de que haya un contagiado, por eso se tomó la dolorosa decisión de no realizar la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) de forma presencial, en una muestra de prudencia y congruencia. En grupos de 50 personas también existe riesgo de 7.9 % de probabilidad de contagio, lo cual es suficiente para determinar que no hay condiciones para regresar.

 

“En países que habían reducido la curva de contagios y comenzaron con aperturas estamos viendo rebrotes muy serios. No hay ningún indicador que nos diga que no va a pasar lo mismo en México. Bajo este panorama, lo más responsable es que en la Universidad de Guadalajara continuemos con las clases virtuales”, resaltó Villanueva Lomelí.

 

“Aún no hay condiciones para regresar a las aulas —agregó—. A nuestra comunidad le pido paciencia. Sé que tanto para docentes como para estudiantes no ha sido fácil, que hay problemas de accesibilidad, e incluso situaciones personales que están afectando la enseñanza-aprendizaje. Les pido que sigamos siendo creativos y empáticos, que demos lo mejor bajo las circunstancias actuales. Vamos a diseñar mecanismos para regularizarnos en todos los casos que sea necesario; porque hoy la prioridad sigue siendo cuidarnos”.

 

Lo anterior, al presentar las conclusiones de la conferencia de prensa virtual, en la que informó que ya realizaron una reunión con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez y distintos funcionarios, para compartirles datos analizados en la Sala de Situación en Salud de la UdeG, que recomiendan no regresar a clases en educación básica.

 

“Reconocemos al gobernador de Jalisco, el ser claro y decir que la pandemia no permite ir adelante en actividades y que, más bien, es momento de hacer un alto en el camino y replantear las medidas que se han relajado”, apuntó Villanueva Lomelí.

 

Recordó que del 9 al 15 de agosto se registraron 4 mil 826 casos en Guadalajara, y del 13 al 19 de septiembre se tuvo la menor cantidad, con 4 mil 106 infectados, pero comenzó un repunte, del 27 de septiembre al 3 de octubre, al presentarse 4 mil 629 contagios. Tan sólo en las últimas tres semanas se han registrado 13 mil 250 casos positivos en la entidad.

 

Ha habido incremento de casos activos, pero ha bajado la hospitalización. Este fenómeno se explica al segmentar datos por rangos de edad. El 1 % está en el bloque de 0 a 12 años; 2 %, de 12 a 18 años; 84 % de los casos, de entre 18 a 60 años y 13 %, de más de 60 años.

 

A su vez, en el rango de 18 a 25 años están 12 % de los infectados; es decir, el rango de estudiantes de la UdeG, por lo cual, la estrategia de esta Casa de Estudio ha funcionado para cuidar a su población.

 

Sin embargo, de 18 a 40 años se cuenta con más de la mitad de los contagios, con 51 %. Quienes integran este sector, que ha relajado las medidas, están llevando el virus a sus casas, con padres y abuelos, por lo cual, podría darse un pico elevado en las próximas dos semanas. “El riesgo es altísimo si no ponemos orden”, advirtió.

 

Villanueva Lomelí apuntó que, según una investigación de cinco especialistas del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), en conjunto con la Universidad de California en San Diego, existen retrasos considerables en los reportes de nuevos de casos de covid-19, lo que distorsiona de forma considerable la cifra correcta de contagios activos; es decir, a nivel nacional se tardan hasta 25 días, pues no se registra desde que inician los síntomas y el proceso se alarga entre la consulta médica, la toma de la muestra y el registro, primero como sospechoso y luego como positivo.

 

En Jalisco el desfase es hasta de 22 días, aunque aclaró que no se trata de un subregistro intencional, sino simplemente se dan al ritmo administrativo que lo permiten las estructuras institucionales.

 

“Aunque el número de casos detectados parece mantenerse estable, si acomodamos los casos por fecha de inicio de síntomas y los fallecimientos por fecha del deceso, en realidad tenemos más casos activos que nunca. Esto significa que tenemos más potencial de contagios que se reflejará en los próximos 15 días. Debemos de seguir cuidándonos al máximo. Es entendible que las personas deben salir a trabajar y continuar con las actividades al exterior, pero debemos hacerlo de la manera más responsable, y seguir todas las medidas de prevención en todos los espacios, incluida la casa. En la medida de lo posible, las y los que puedan, deben seguir quedándose en casa”, dijo el Rector General.

 

“En la Universidad de Guadalajara ponemos todas nuestras capacidades para la atención de esta pandemia. No hemos descansado un solo día, ni lo vamos a hacer. Hemos recibido 78 mil 528 llamadas al call center, y hemos aplicado más de 50 mil pruebas”, destacó Villanueva Lomelí.

 

El rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), doctor José Francisco Muñoz Valle, explicó que, de acuerdo con un modelo elaborado en conjunto con expertos estadísticos del CUCEI, si se toman en cuenta el inicio de síntomas, los casos activos a nivel nacional son tres veces más que los reportados, según la metodología oficial.

 

El retraso también se percibe en el registro de defunciones, con un desfase de hasta 31 días, lo que para algunos ha generado un efecto erróneo de que la pandemia disminuyó, pero no es así.

 

“De acuerdo con un modelo binomial, calculado con base en la densidad poblacional, se encuentra un contagiado por cada mil 400 personas, en Guadalajara uno por cada 600 personas y en la Ciudad de México, uno por cada 700 personas. Además, en Jalisco hay 80 % de probabilidad de encontrar un contagiado por cada dos mil personas”, indicó Muñoz Valle.

 

El director general del OPD Hospital Civil de Guadalajara, doctor Jaime Federico Andrade Villanueva, hizo hincapié en que se debe de fortalecer, hoy más que nunca, el uso del cubrebocas, mantener la sana distancia y la aplicación de pruebas, y coincidió en que no es tiempo de volver a clases.

 

“Sería muy riesgoso abrir escuelas en este momento, y por eso me parece fundamental la propuesta del rector. Finalmente, lo que hace la Universidad de Guadalajara ha permitido que los hospitales tengamos menos pacientes. La tasa de hospitalización está por abajo de 20 %, como nunca, es la más baja, y eso queremos mantenerlo, porque evidentemente genera menos complicaciones, menos muertes. Lo que queremos y haremos es trabajar de la mano con la sociedad”, declaró Andrade Villanueva.

 

Recordaron que la UdeG cuenta con una red de laboratorios covid-19 en las siguientes sedes: centros universitarios de Ciencias de la Salud, de la Ciénega, de los Altos, de Tonalá y del Sur. Próximamente, en el Centro Universitario del Norte y el Instituto Transdisciplinario de Investigación y Servicios (ITRANS), del CUCEI; además de los dos hospitales civiles de Guadalajara.

  • Boletín Informativo No. 262
    Julio Ríos
    Miércoles 07 de Octubre de 2020
    Guadalajara, Jalisco
    Fotografía: José Díaz